Hace ya tiempo que buscaba una red internacional en la que poder compartir información y experiencias con otras mujeres, quizá porque las redes en España están teñidas de un feminismo un tanto obsoleto que mantiene el mismo argumentario narrativo de los tiempos de la transición hacia la democracia. Por eso, siempre pensé que la renovación de las bases del movimiento de las mujeres en mi país sólo podía derivar de una refundación con nuevos criterios que, seguramente ya se estaba emprendiendo en otros países. Y para conocer estas acciones, hasta ahora no disponíamos más que de la esporádica visita de mujeres de otras naciones que nos trasladaban sus experiencias, sin que la interactividad pudiera ser mucha, debido al impedimento que suponía la distancia. Cualquier apoyo a actuaciones nacionales quedaba como un mero testimonio marginal... En este momento, sin embargo, internet nos facilita que la interacción entre los distintos movimientos de mujeres o entre ellas como sujetos aislados se pueda hacer con la inmediatez que exige la denuncia y nos convierta así en seres diferenciados que pueden expresar opiniones no enmarcadas dentro un determinado grupo o asociación, empoderando a la mujer y no a sus representantes institucionales, que no siempre eran fieles transmisoras de sus preocupaciones o intereses. En la actualidad trabajo en una entidad del Gobierno de mi país, en una publicación digital, si bien su condición de medio de comunicación de acceso restringido impide que el impacto pueda ser todo lo universal que sería deseable. No obstante, el público al que se dirige alcanza las 600.000 visitas, siendo los usuarios además personas a las que merece la pena concienciar, puesto que se trata de funcionarios de uno de los organismos del Ministerio de Trabajo e Inmigración que diariamente deben atender las peticiones de hombres y mujeres en torno a prestaciones sociales. Así que, colateralmente procuro preocuparme de hacer de cada funcionario una persona más sensible con los problemas de esas mujeres que no concilian la vida familiar y laboral, o de esos discapacitados que han visto mejorar su situación en la sociedad gracias a las medidas impulsadas desde el Gobierno, pero que aún tienen mucho que reivindicar. Y somos nosotros los periodistas los encargados de hacer que ese mensaje llegue, empleando todos los canales posibles, preferentemente sin olvidarnos de que el enfoque de género esté presente.

Comment on this Post

Comments

I think you mean the digital publication I work for..., it's a media that only workers from Social Security can access to, because is on the intranet, so the entrance is limited -at least at this moment-.

Thank you for sharing your views on the importance of World Pulse and what you believe about citizen journalism especially as it relates to you in Spain. That is so interesting to me! I would love to hear even more about your back ground. Jocelyn

Hi Jocelyn,

Thanks for your compliments and I recommend you to keep on practising, so if you want you can write me down in Portuguese which sometimes is quite similar to Spanish. I envy you for the great experience you have had in Brazil, because I have interviewed people from there, a group o children musicians called Lactomía, a project guided by Carlinhos Brown and they are really special.

Alicia