LA WEB, ECO DE MUJERES EN LA RED, ESPERANZA DE UN MUNDO MEJOR

“Pero mami, así no se hace!! No debes escribir esto en Facebook!... Mi hija estudiante, sonaba realmente enojada. - apenas si le respondí y seguí durmiendo ...... tal vez existen unas reglas sobre lo que debes poner o no en tu página de Facebook, pensé dispuesta a escuchar sus consejos al otro día...

Ingresé a Facebook recientemente; tantas veces mi hija me recomendaba hacerlo, pero siempre le respondía que no me interesa Facebook. Para qué voy a estar a la vista de todo el mundo, le contestaba después de ojear su perfil en Facebook. Allí estaban todas sus fotos, con sus compañeras de colegio, de las últimas fiestas... algunas tenían las fotos de su familia y en fin, alternativamente se enviaban comentarios variados entre todos.

Sinembargo, llegó el día en que ella me convenció y casi sin darme cuenta me hizo abrir la página de Facebook y me enseñó las herramientas básicas para operarlo y después de unos días de estar allí me he sorprendido apreciando la utilidad de este medio de comunicación actual.

He reencontrado amistades de mi época de colegio, compañeros de trabajo, he alternado con mis sobrinos y jovenes miembros de mi familia que estudian y viven en el exterior poco a poco he ido venciendo mi resistencia e interactuando cada vez más con los demás internautas en esta formidable red y herramienta de comunicación actual.

Me he dado cuenta que también puede ser una excelente vitrina para mis negocios de finca raíz y herramienta interesante en los diferentes campos del trabajo. He invitado a otras amigas de mi generación quienes presentan la misma resistencia que tuve al inicio y me he sorprendido defendiendo este espacio virtual que nos ofrece la WEB, en donde nuestra voz puede ser también escuchada y en donde podemos solidarnizarnos con los problemas y soledades de los demás.

Precisamente por estos días se cumplen dos décadas de la WEB, acontecimiento que ha sido celebrado en Ginebra durante los festejos por los 20 años del nacimiento de la World Wide Web. Hace veinte años Tim Berners-Lee desarrolló la World Wide Web con una propuesta para hacer circular de manera descentralizada la información científica lo que permitiría que miles de científicos pudieran estar en contacto y compartir a distancia los resultados de sus trabajos.

Este fue el inicio de una tecnología que ha revolucionado el mundo, ha generado nuevas formas de comunicación y transformó la forma en que trabajamos y aprendemos. La Web sigue cambiando el mundo y el reto hoy es expandir los servicios web a los países más pobres pues en este Siglo la información y el conocimiento son presupuestos básicos de la libertad y desarrollo humanos.

Es una maravillosa oportunidad para hacernos oir y para escuchar y ayudar a quienes buscan en ello un apoyo. Hoy no se justifica que ningún ser humano, hombre o mujer, sufra calladamente o soporte esclavitudes, maltratos, ofensas, cuando podemos hacerlos evidentes ante los demás con solo pulsar una tecla de nuestro computador y encarar con dignidad y verdad el mundo actual.

Por esto, mujeres, a abandonar el silencio, que nuestras voces se escuchen más allá de los límites de nuestra raza, lengua, credo, estirpe o condición. He aquí, en la WEB 20, una maravillosa herramienta para que podamos comunicar, apoyar y ayudar a los demás, dar o recibir voces de aliento, o un consejo cuando nuestra alma se encuentre indefensa y postrada.

Podemos decir que nunca más estaremos solas, ni nuestros hijos, pues allí, a través de la Red, siempre habrá otra Mujer, otra alma, dispuesta a darnos su ayuda, a escucharnos, a darnos su mano para que nos levantemos y emprendamos de nuevo el camino de la solidaridad humana, en busca de la dignidad del ser humano.

Recordemos que nuestros hijos son el eslabón que nos une a los nuevos avances en la tecnología, que esta formidable herramienta que un altruista científico, TIM BERNERS LEE, puso al servicio de la humanidad, casi sin darse cuenta de su verdadero alcance, sea la llave de oro para la comunicación abierta de la mujer, que rompa las cadenas del aislamiento, de la esclavitud, que sea eco de las voces y silencios de todas las mujeres del mundo y a través de ellas, de la comunidad global.

Y que PULSE WIRE, WORLD PULSE sea ese espacio maravilloso que ofrece nuevas oportunidades a la mujer para hacerse escuchar globalmente, un lugar a partir del cual la mujer puede irradiar su poder, participar de manera activa en esta red y a través del entrenamiento que nos ofrece , multiplicar el eco de su voz y llevarla al más apartado rincón del globo, para que conectemos nuestros silencios y creemos en esa red global una fuerza femenina solidaria con los más débiles que avive la esperanza de lograr un mundo mejor en donde el respeto por la dignidad humana sea una realidad.

Attachments

la_web_eco_de_mujeres_en_la_red.doc