Lo que temo

Martha
Posted January 26, 2017 from Colombia

Temo que no regresen. Temo no tocarlos otra vez. No poder abrazarlos. No poder caminar despacio para verlos. No poder observarlos desde la distancia. No poder sentirlos. No poder sentirlos cuando la luna me toca suavemente. Temo no sentir la brisa tibia de las noches de verano y de las de invierno. Temo no poder seguirte. No ser capaz. No alcanzarte. No permitirte ser libre. No resistir tu ausencia. No tolerar. No confiar. Wowowowow. He llegado al quit del asunto. Confiar. Cómo nos cuesta confiar. Cómo…

Lo que temo es no confiar. Porque confío que confío. Porque confío que confiamos. Porque sin confianza no queda nada. Vivimos en una sociedad temerosa y angustiada. Que desconfía de todo y de todos. De cada espíritu que nos rodea. Que nos toca. Que nos abraza. Que nos hace estremecer. Que nos hace humanos. Y yo decido confiar. En cada uno. Sin temor. Porque temo es a no tener el placer de volver a los sitios que he amado. A los que amo. De no tener nuevamente esa oportunidad de verte Gaia. De navegar en ti Lisa…De que la vida no me alcance…de que me quede corta para hacer tanto que deseo. Tanto que sueño….que ensueño.

Eso es a lo que temo. Pero no te temo. No temo al resto. Temo es a esa oportunidad de vivirlo todo. Sin prisa. En ese tiempo humano del que ya parezco salida. Y ayer mientras con lágrimas recordaba aquel día me pregunto hoy, qué cambió ese día…¿Qué chip me cambiaron?¿Cuál? ¿Por qué a ti amor mío y a mi? ¿Por qué? Y aunque por 15 años he temido a toda esa adrenalina, hoy quiero que regresen, para preguntarles nuevamente, ¿por qué nosotros? por qué? Me merezco tantas respuestas….nos merecemos Nico y yo tantas respuestas. Toda relación es en doble vía. Y en dónde estén, quiero que sepan que estoy lista otra vez. Porque esta vez quiero saber por qué nosotros…por qué…y los busco en esa cúpula que vi hace poco. Y me quedé hasta tarde tratando de saber. Tratando de entender.

Porque lo que temo es a no regresar, a no tocarte, a no abrazarte, a no caminar despacio, a no observarte, a no sentirte…y sobre todo a no confiar en esta especie humana. Porque todo lo que hay aquí me dice que lo haga. Que desconfíe. Que no siga. Que pare. Y yo quiero seguir. No quiero parar. Tengo que confiar en ti, en él, en ellos, en todos. Sin temor. Con todo lo que tengo. Con lo que soy. Con lo que seré. Y sé que es el camino. Este es. Aunque alrededor todo diga lo contrario. Y sí, maldita sea, sí, cuán diferentes somos. Sí, les entendí aquel día. Claro. Y aunque en este instante estén aquí, y yo pueda sentirlos, hay instantes en los que no basta un abrazo humano para comprenderlos.

Lo que temo parecería que no fuera humano. Pero he descubierto que lo es. Venzo mis pocos miedos a diario. A perder a mi hijo. A la traición. A la mentira. A lo oculto. A lo que no puedo ver. Eso que le gusta tanto a los humanos. A la infidelidad. Hasta con nosotros mismos. Porque preferimos matarnos y matar a otros antes de ser fieles a eso que llevamos por dentro. A esa naturaleza tan humana. Tan vulnerable. Tan frágil. Tan animal. Tan claramente evolución…

Lo que temo habita en un lugar oculto de mi memoria. De mi piel. De mi ser más animal. De esa naturaleza que soy. De esa mujer que he sido tal vez en diferentes tiempos y espacios. En tantos lugares. En tantos momentos. En Gaia, aquí. En otros bosques y otras selvas. En la nieve y en la playa con ese mar azul al que parto cada que deseo estar allí. O en este bosque que habito con otros seres y que hoy son más.

Lo que temo es a no verlos otra vez. A todos. O al menos a sentirlos. Porque después de que uno es tocado pretender no serlo es imposible. Imposible. Y cuando lo recordas o cuando algunos nuevos seres en tu vida te lo hacen recordar, entonces pienso si fueron traídos a nuestra vida como respuesta a mis preguntas…¿lo son? ¿realmente lo son? ¿Por eso llegan a nuestra vidas? ¿es por eso? de serlo, hagan que no teman…porque nuestras vidas están conectadas. Interconectadas, Misteriosamente…Y es luz que soy y que somos aumentará su brillo y nos verán desde más del infinito…Más allá.

Lo que temo es a no verte otra vez Paloma mensajera. Y a no haber entendido el mensaje…pero lo intenté. Con toda mi alma. Con todo mi espíritu. Con todo.

Porque lo que temo es a no ser humana. Simplemente. Así no más.

Comments 0

Log in or register to post comments